¡No es dinero gratis! Qué debes saber antes de intentar extraer Bitcoins

La producción de Bitcoin es más difícil de lo que solía ser, pero si tienes suficiente tiempo, dinero y electricidad barata, aún se pueden obtener ganancias. A continuación, te mostramos cómo comenzar a extraer Bitcoin en tu casa o en la nube.

Cuando Bitcoin hizo su aparición en el año 2009, el proceso para extraer o minar la primera criptomoneda del mundo necesitaba poco más que una computadora doméstica, y ni siquiera tenía que ser muy rápida o moderna. En la actualidad, el punto de entrada para el mundo de las criptomonedas es mucho mayor y más complicado si se quiere obtener algún beneficio, aunque eso no significa que sea imposible.

Hay varios caminos que puedes seguir si te interesa saber cómo extraer Bitcoin. Unos implican más riesgo e inversión monetaria que otros, pero las recompensas potenciales son mayores. Además, debes tener en cuenta que nada está garantizado y, como toda inversión, ésta también tiene sus riesgos, así que asegúrate de informarte antes de iniciar tu emprendimiento o tomar cualquier decisión importante. Esto es lo que debes saber.

MINERÍA VS. INVERSIÓN

Antes de que analicemos cómo extraer o minar Bitcoins por ti mismo, es importante tener en cuenta que, aunque hay incertidumbre en todo lo relacionado con las criptomonedas, la minería es probablemente la decisión más volátil. Las fluctuaciones de los precios del hardware, los cambios en la dificultad de extraer Bitcoin, e incluso la falta de una garantía de pago al final de tu arduo trabajo, la convierten en una inversión más arriesgada que incluso la compra directa de Bitcoin.

Con la volatilidad del mercado y la proverbial burbuja que estalló hace unos meses, en la actualidad nadie puede decir si Bitcoin valdrá más mañana de lo que vale hoy, ni dar ninguna respuesta concreta sobre si recibirás un retorno de tu inversión, pero comprar Bitcoin directamente al menos pone algo en tu poder inmediatamente. Vale la pena considerarlo antes de decidirse por la ruta de la producción. Pero si decidiste hacerlo, estos son los pasos que debes seguir.

PASO 1: ELIGE TU EMPRESA DE MINERÍA

La minería en la nube o “cloud mining” es la práctica de alquilar hardware de minería, y que otra persona haga el trabajo por ti. Generalmente, te pagan por tu inversión con Bitcoin, incluso si el hardware no se usa para minar esta criptomoneda. Al igual que con cualquier inversión general, es importante investigar, porque incluso compañías que pretenden ser las mejores tienen varios detractores y quejas de previos inversores.

Te mencionamos dos opciones: Genesis Mining es posiblemente la más grande y de mayor reputación del grupo, y HashFlare dijo a Digital Trends en una entrevista que cada uno de sus clientes ha obtenido ganancias utilizando sus servicios. Pero si ninguna de esas compañías te parece atractiva, CryptoCompare mantiene una lista de compañías de minería de Bitcoin con comentarios y calificaciones de usuarios.

PASO 2: ELIGE UN PAQUETE DE MINERÍA

Una vez que hayas escogido una compañía de minería de nube y te hayas registrado, debes elegir un paquete de minería. Eso normalmente implicará elegir una cierta cantidad de potencia, y combinarlo con cuánto puedes pagar. Por lo general, pagar más te debería dar un mejor rendimiento o un beneficio más rápido, aunque ese no es siempre el caso.

La mayoría de las empresas de minería en la nube te ayudarán a decidir, al proporcionarte un cálculo basado en el valor de mercado actual de Bitcoin, la dificultad de la minería de Bitcoin y las referencias cruzadas con la potencia que estás alquilando. Sin embargo, es importante tener en cuenta que esos números pueden cambiar, por lo que es importante observar las tendencias del mercado y estimar a dónde irá Bitcoin antes de elegir tu contrato. Lo que puede ser rentable ahora, puede no serlo si el valor de Bitcoin va para abajo.

Algunas compañías de minería en la nube te venderán un contrato sobre una base de “preventa”. Como el nombre lo indica, eso implica que pagues por adelantado por un contrato que no comenzará durante semanas -o meses- cuando esté disponible el nuevo hardware. En la mayoría de las circunstancias eso no es aconsejable, porque no hay forma de garantizar que esos contratos sean rentables cuando comiencen y ni siquiera existe una indicación concreta de cuándo sucederá.

Nombre:  miningbitcoin01-720x480.jpg
Visitas: 25
Tamaño: 52.8 KB



PASO 3: ESCOGE UN GRUPO DE MINERÍA


Después de elegir tu contrato, la mayoría de las empresas te pedirán que elijas un grupo de minería o “mining pool”. Aquí es donde debes elegir un equipo de minería global para unirte a él.

Es un método para aumentar las posibilidades de ganar Bitcoin a través de la minería, y es una práctica estándar en la minería personal y en la nube. Existen pros y contras de diferentes grupos que van más allá del alcance de este artículo, pero unirte a un grupo establecido y probado con tarifas bajas es probable que sea su mejor opción.

PASO 4: SELECCIONA UNA BILLETERA DIGITAL

Una vez que hayas completado ese último paso, tu minería en la nube ha sido iniciada. En unos pocos días o semanas, si todo sale bien, deberías comenzar a ver que tu cuenta comienza a llenarse con Bitcoin. En este punto, se aconseja que se retiren las criptomonedas de la nube y se depositen en una billetera segura. Sin embargo, algunas compañías de cloud mining te permitirán reinvertir tus ganancias para obtener un mayor poder de dispersión. Alternativamente, puedes vender tus Bitcoins, intercambiarlas por otra criptomoneda, o realizar otro tipo de inversión. Depende totalmente de ti.