Si tienes la suerte de tener algún dinero ahorrado, sólo deberías preocuparte de combatir una cosa, la inflación. Más allá de tus objetivos financieros, donde el ahorro es la base de todo, necesitas entender un concepto fundamental.

Privarse se consumir hoy para disponer mañana, no es más que un pequeño paso para ser un poquito más libre con el paso del tiempo, gracias a tus ahorros.

No se trata tampoco, de que vivas frugalmente. Con la mano encogida a la hora de gastar. Se trata de que entiendas que ese hábito del ahorro debe ir acompañado de otra cosa para poder combatir la carestía de vida.

Necesitas invertir esos ahorros. Colocar ese dinero en activos reales, que produzcan rentas por encima del IPC y de los impuestos. Con el fin de que ese dinero, con el paso de los años, mantenga el poder adquisitivo.

Invertir no es jugar con tu dinero y ponerlo en manos del azar. Tampoco es especular, ni inflar los precios de una cosa, tratando de ser más listo y colocárselo al último tonto que venga detrás.


¿Todavía no lo ves claro? Hagamos unos números. Supongamos que tienes 50.000€ ahorrados, pero decides que no quieres hacer nada con el dinero y lo dejas a la vista en cuenta.


Históricamente, la inflación en España ha vivido épocas realmente duras. Donde el valor del dinero a lo largo del tiempo, se depreciaba rápidamente por el efecto de la inflación. Eran esas épocas en las que algunos de cierta edad, recuerdan hoy maravillados como las Letras del Tesoro pagaban tasas de más del 10%. Pero es que claro, la inflación entonces, era incluso superior.

Dejando de un lado la historia económica de nuestro país, pensemos también que el BCE logra su objetivo de inflación de equilibrio y permanece constante en el 2%. ¿Crees que con el paso del tiempo mantienes el poder adquisitivo?

Nombre:  inflacion-tiempo.png
Visitas: 26
Tamaño: 52.3 KB

En la tabla anterior, puedes ver cómo afecta la inflación al poder adquisitivo de tu dinero. Tus 50.000€ con una inflación del 2% se convierten en poco más de 45.000€ y en 10 años 40.854€ en términos reales.

Puedes llegar a perder fácilmente la mitad de tu dinero, si te resistes a poner a trabajar tus ahorros y la inflación alcanza tasas un poco más altas de lo que estamos acostumbrados últimamente.

Si eres de los que se consideran personas conservadoras en cuanto a las decisiones sobre tu dinero, debes saber, que lo arriesgado para tus ahorros es no invertirlos.

Nombre:  5564337949113675_1.jpg
Visitas: 10
Tamaño: 139.6 KB

Puede que sea algo contra intuitivo. E incluso algo que va en contra de nuestro ADN. De hecho hay una razón científica, que explica por qué tienes miedo a perder tu dinero. La respuesta está en tu amígdala. Un pequeño órgano situado en lo más profundo de nuestra estructura cerebral y que representa algo así como el botón de emergencia de nuestro organismo, que se acciona cuando hay un estímulo externo que interpretamos como una señal de peligro.

Es un mecanismo primitivo de supervivencia, que nos servía para activar nuestro organismo y subir corriendo a un árbol en presencia de un León o saltar y alejarnos de una tarántula u otro animal con colores o formas que interpretamos como una amenaza. Es una respuesta totalmente innata, presente en otros animales y que podemos ver en la naturaleza.

Hoy por suerte, nuestro estilo de vida ha avanzado mucho. Pero seguimos estando programados para reaccionar igual que nuestros ancestros ente el peligro, y a todas aquellas experiencias a lo largo de nuestra vida, que nos han hecho sentir miedo.


Se sabe que la sensación de angustia que genera una pérdida, es el doble de intensa que la satisfacción que genera una ganancia equivalente en cuantía. Y que aquellas personas que tienen alguna anomalía o daño en la amígdala, son más propensos a asumir riesgos o a apostar su dinero.

Pero debemos demostrar que hemos evolucionado como seres humanos. Y no dejar que nuestros pensamientos y nuestros miedos irracionales, dominen nuestras acciones en relación con el dinero.

Que la valoración de un activo fluctúe no es una amenaza. Es la condición necesaria que hace falta para que sea posible obtener beneficios. Entendido esto, lo que no tiene lógica, es mantener los ahorros no invertidos, cuando se sabe a ciencia cierta que por efecto de la inflación es seguro que perderemos dinero.


La inflación resta poder adquisitivo a tu dinero. Y en procesos inflacionarios como los que se viven en Venezuela, Argentina o en Zimbabue, dejar el dinero a la vista, es exponerse a perderlo todo. Mientras que si se invierte en empresas a través de acciones, es seguro que mantendrás mejor el poder adquisitivo de tu dinero.

Las empresas y los negocios, tienen la capacidad de ajustarse y trasladar la inflación a través de su cadena de valor al precio final del activo que vende, manteniendo sus márgenes. Y tarde o temprano eso se refleja en el precio de las acciones.

¿Entiendes ahora el peligro que representa la inflación sobre tu dinero? Dejar los ahorros en cuenta, es con toda certeza la forma más segura de perder dinero. Aunque eso te deje dormir más tranquilo, si inviertes tu dinero, tienes muchas más posibilidades de mantener tus ahorros y ganar algo de dinero.