Después de las fuertes ventas que asolaron al bitcoin y al resto de monedas de cifrado, el más negociado de estos activos ha protagonizado un rally este lunes que ha impulsado su precio hasta máximos de más de un mes. En un abrir y cerrar de ojos, la creación de Satoshi Nakamoto se ha enfilado hasta las inmediaciones de los 7.000 dólares, precios no vistos desde el 6 de septiembre.

Según recoge el comprador CoinMarketCap, el precio se ha disparado un 10%, o lo que es lo mismo, unos 600 dólares a primera hora de este lunes, cuando ha escalado hasta los 6.900 dólares. El resto de criptos se adentran fuertemente en el verde, con subidas similares en casi todas ellas, un auge que sucede a la oleada vendedora de la semana pasada, cuando el mercado de las monedas digitales se movió en consonancia con los desplomes en las bolsas.

La capitalización total de todas las criptos ha subido hasta cerca de 220.000 millones de dólares. No obstante, después del rápido avance, los precios han corregido inmediatamente hasta dejar subidas de un 6,5% en la reina de las monedas de cifrado.


Nombre:  gia-bitcoin-hom-nay-167-tang-nhe-bb-baaadm9twx.jpeg
Visitas: 30
Tamaño: 245.3 KB

Los operadores observan con atención este auge en el precio, el primero de cierta entidad desde principios de septiembre. No pocas voces han apostado porque este mes de octubre sea por fin el del esperado rally en los activos criptográficos, después de que hayan dibujado un formidable suelo en sus precios. En especial el bitcoin se mantiene en consolidación desde hace varios meses y expertos como Naeem Aslam, de Think Markets, se preguntan si los recientes repuntes indican que la de Nakamoto se embarcará en un rally de fin de año.

El analista avisa que cualquier auge en los precios deberá ir acompañado de un repunte en los volúmenes de negociación, que no están en sus mejores momentos. De lo contrario, advierte, se tratará de un rebote puntual y sin continuidad. Los expertos de **Pro, por su parte, creen que el comportamiento del mercado de los últimos meses indica que "se acabaron los tiempos en que se parecía al salvaje oeste" ya que la industria ha virado hacia una "profesionalización".