Caer en la procrastinación puede ser fácil, pero los consejos de esta especialista pueden ayudarte a evitarlo.

Navegar por internet, entrar a las diferentes redes sociales. Cualquier cosa parece entretener y distraer en el momento en que había que hacer aquello no tan cómodo, como estudiar, tener esa conversación difícil o trabajar en un proyecto complicado. Según la escritora Barbara Oakley, profesora en Oakland University, la solución a la procrastinación pasa por sustituir ese hábito por otro más saludable, publicó El País de Madrid.

Nombre:  procrastinacion1.jpg
Visitas: 22
Tamaño: 33.1 KB

Para lograrlo, aconseja seguir los siguientes pasos:

1. Identificar el motivo que lleva a procrastinar. Es el paso más difícil, porque uno no es consciente de ello. Puede ser una llamada telefónica, las redes sociales o internet en general.

2. Crear una nueva rutina. La experta cree que no se puede simplemente borrar los viejos hábitos, sino que es necesario crear algo diferente en la rutina para que el cerebro "se ponga las pilas". El plan es, por ejemplo, dejar el celular en un lugar apartado o desconectarse de internet por ese rato.

3. Recompensarse. Las recompensas serán de acuerdo a los gustos y logros. Significa que si, por ejemplo, terminaste en una hora ese informe, podés comer un poco de chocolate o hacerte un regalo. Si el logro es aún mayor, la recompensa también podrá serlo. La experta asegura que no vale ser tacaño, porque aquí entran en juego las conexiones neuronales. Cuando el cerebro sabe que luego de esa tarea le espera algo bueno, se activará más rápidamente.

4. Confiar en uno mismo. Según Oakley, esta es una clave fundamental. Una razón para procrastinar es poner excusas o justificaciones que impiden llegar al objetivo. Para la experta, una manera de estimular el cerebro es encontrando un soporte con otras personas o retándonos con otros. Dijo que esto sucede con el deporte: "es más fácil comenzar a ir al gimnasio con amigos que solo", señaló.