La última generación del modelo con tecnología modular de Motorola completa la familia de mods con variantes interesantes como una cámara 360° y una impresora móvil. Repasa los atractivos de este smartphone a continuación.

Ya sean equipos Apple o Android, los últimos semestres hemos visto una homogeneización cada vez más notoria en la gama alta de los fabricantes. Muchas características comunes y tendencias como la reducción de los bordes para amplificar la pantalla o un rendimiento más que suficiente con procesadores y memoria RAM han emparejado el terreno de tal forma que la diferenciación puede ser por una característica específica que ofrezca ese smartphone.

Sin embargo, un actor que escapa un poco de esta situación es el nuevo Moto Z3 Play. El teléfono más avanzado del momento traído por esta marca viene con sus famosos mods como estandarte y elemento diferenciador en un mercado que se torna competitivo en todos los niveles. A continuación repasamos algunos de sus principales atractivos, sin pasar por alto los peros en el camino.

Pantalla y diseño

Aunque no es tan evidente como en otros dispositivos, el Z3 Play también se suma a la tendencia de incrementar la visualización con una pantalla Edge-to-Edge que aumenta en 13% el área de la pantalla y agrega más píxeles por pulgada que la generación anterior. Hablamos de una pantalla Full HD+ AMOLED de 6 pulgadas en formato 18:9 que satisface plenamente la visión de los contenidos.

Una solución que anotamos como ingeniosamente favorable fue el desplazamiento del sensor de huella dactilar en el borde lateral, justamente donde solía ubicarse el botón de encendido/apagado que predominaba en smartphones de años atrás. Esto le permite ganar espacio por el frente, optimizar un lado que estaba disponible y por supuesto, evitar la parte trasera del móvil que es donde se insertan los mods, protagonistas estelares.

En cuanto a las cámaras del Z3 Play, encontramos una versión doble para la principal, por primera vez en la gama Z Play, con 12 MP y 5 MP. Combinadas con tecnología propia de la inteligencia artificial, puedes jugar con la profundidad de campo y la adaptación al escenario, además de contar con Google Lens que te ayudará a buscar o saber más de objetos enfocados o textos en otro idioma, por ejemplo.

Otro plus es la cinegrafía, que te permite congelar un momento de un video mientras todo lo demás se mantiene en movimiento para una combinación única de video y foto. Respecto a la cámara frontal, cumple bastante bien con las expectativas pues incluye un sensor de 8 MP capaz de detectar la profundidad y el aplicar el modo retrato.

Nombre:  Moto-Side.jpg
Visitas: 21
Tamaño: 24.6 KB


Rendimiento y tecnología modular

Como es esperable para un equipo de esta categoría, el Z3 Play no decepciona en su desempeño, al menos durante las primeras semanas de prueba. En la versión que llega a Chile lo hace con 6 GB de RAM (4 GB para el resto de Latinoamérica) y 128 GB de almacenamiento interno. El procesador seleccionado es un Qualcomm Snapdragon 636 que corre 30% más rápido que la versión anterior, según la compañía. Todo esto da garantías para el uso potenciado que se le puede dar al equipo al conectarlo con los mods, que en algunos casos, al menos de forma indirecta, lee exigen más al smartphone.

En particular por esta ocasión pudimos probar dos de los mods que ofrece el Z3 Play. Ya conocíamos, en las versiones anteriores, el proyector de 70 pulgadas, el Moto Power Pack que te da una vida extra de batería y el Game Pad, entre otros. Ahora es el turno de la cámara Moto 360 y la impresora Polaroid.


La cámara 360° de Motorola da realmente buenos resultados. Basta con conectar la carcasa en la parte posterior del equipo e inmediatamente el sistema reconoce el dispositivo y te ofrece la opción de probarlo. Ya sea por videos o fotografías, puedes captar experiencias únicas gracias a esta tecnología que alcanza el video 4K y sonido 3D envolvente. No requiere mayor sofisticación que las ganas de experimentar y buscar por ti mismo maneras de sacarle provecho.