Cada viernes posterior a la noche de Acción de Gracias se denomina, en EEUU, “Black Friday” o “Viernes Negro” y comprende una jornada que inaugura la temporada de compras navideñas en la nación norteamericana, con supuestas rebajas significativas en tiendas minoristas y almacenes.

Como complemento a esta festividad, considerada por muchos una oda al consumismo, también existe el “Cyber Monday”, que traslada el mismo concepto a las compras por Internet y tiene lugar el siguiente lunes. ​

Nombre:  brazil-black-friday-1_1.jpg_1834093470.jpg
Visitas: 14
Tamaño: 206.5 KB

Vale decir que estas iniciativas han suscitado fuertes críticas entre defensores del consumidor, por fomentar el endeudamiento y las compras compulsivas. Por otra parte, numerosos comercios han sido señalados de inflar precios con antelación para luego bajarlos durante el citado día, por lo que los descuentos aplicados no son sino una forma de publicidad engañosa.

Se dice que el Black Friday se originó en Filadelfia, y el término, que puede evocar sucesos económicos negativos en Venezuela, se utilizó para describir el denso tráfico de gente y vehículos que abarrotaba las calles al día siguiente de Acción de Gracias.

Oficiales de policía encargados de regular el tráfico empezaron a acuñarlo en 1961 hasta popularizarlo en el 66, pero terminó extendiéndose al resto de EEUU a partir de 1975.

Más adelante, surgió una explicación alternativa: el término “negro” se refiere a las cuentas de los comercios que pasaban de números rojos a negros, gracias al exceso de ventas, por dos razones. La primera, muchos empresarios perciben como festivo este día; y dos, ceden la jornada a sus empleados, potenciales compradores, para que se incremente el movimiento comercial.

Sólo en 2013, 141 millones de personas en EEUU gastaron 57 mil 400 millones de dólares el “viernes negro”, mientras que las ventas de la red durante el ciber-lunes sumaron otros mil 200 millones de dólares al total del consumo.​

CNN resalta que, en 2015, 135,8 millones de personas compraron en la apertura de la temporada, aunque pudieron ser muchas más.

Viernes negro hispanoamericano


Globalización mediante, en países como España, Argentina, Chile, Colombia, México y Panamá, entre otros, caló la idea y los comercios comenzaron a hacer rebajas importantes para captar al público consumidor.

En la península ibérica se impulsó la celebración​ en diversos comercios, como hipermercados y cadenas de almacenes, de los que resaltan Media Market, Fnac, El Corte Inglés, Ikea e incluso las tiendas Apple del país.

En México, desde 2011, surgió bajo la denominación de “El Buen Fin” que consiste en un fin de semana de noviembre, en el que los establecimientos ofrecen productos y servicios bajo diversas promociones y crédito a meses sin intereses.

Otro ejemplo, Argentina, lo realiza desde 2013, gracias a la iniciativa de la cadena Walmart local que, al año siguiente, logró atraer a 2,5 millones de clientes a sus tiendas durante la jornada.

Finalmente, en Colombia, desde 2014, centros comerciales y algunos establecimientos aplican el llamado Black Weekend, tanto para las compras físicas como virtuales.