La Cámara de Representantes y el Senado estadounidenses aprobaron hoy de manera unánime una legislación para combatir el acoso sexual en el Congreso y la forma en la que las denuncias se manejan en ese contexto.

Entre otras medidas, la nueva ley establece que los legisladores que sean acusados de acoso sexual deberán pagar los acuerdos económicos que alcancen con las víctimas de sus propios bolsillos, no con fondos públicos como podían hasta ahora.

Después de ser aprobado por ambas cámaras, se espera que el presidente estadounidense, Donald Trump, firme próximamente la ley para que entre finalmente en vigor.

Nombre:  congreso-eeuu-repudia.jpg
Visitas: 17
Tamaño: 32.2 KB