• Bitcoin es una alternativa financiera en países con crisis económicas, como Venezuela y Zimbabue.
  • Separar la economía de la política es una ventaja que ofrecería Bitcoin como moneda nacional.


Nombre:  8c4e31791d7883f3cffe3e1a6d9be264.jpg
Visitas: 37
Tamaño: 80.3 KB


Bitcoin ha sido catalogado por muchos como un método de pago de alcances internacionales, capaz de convertirse en un valor de cambio aceptado por comerciantes de todo el mundo. Sin embargo, pocos se han preguntado las implicaciones que podría tener que un país decida adoptar a bitcoin (BTC) como su moneda nacional.

Debido al actual conflicto político, social y económico que atraviesa Venezuela, personalidades del ecosistema de las criptomonedas han empezado a especular sobre cómo sería un país que adopte a bitcoin como moneda nacional y las consecuencias que esto traería.

Venezuela es reconocida por la inusual adopción de bitcoin por parte de su población, que se ha visto motivada por la crisis económica que atraviesa el país desde hace varios años atrás. Esta criptomoneda se ha convertido en una alternativa financiera para los ciudadanos de dicha nación. Bitcoin es mayoritariamente un método de resguardo de valor en el país latinoamericano, donde ha llegado a cotizarse un 10% más caro que en otras naciones.

El país caribeño se ha vuelto un foco de atención para el criptomundo debido a varios elementos, entre los que destacan su paradigmático uso de bitcoin, su coyuntura política nacional e internacional y su exposición a las criptomonedas a nivel gubernamental, incluyendo la creación del petro. En este sentido, muchos se preguntan si un país bajo las mismas condiciones de inestabilidad económica y apertura a las criptomonedas podría, en un futuro, decidir adoptar a bitcoin como su moneda nacional. Además, cabría analizar de qué forma eso afectaría las políticas económicas de dicha nación.

Una economía independiente de los gobiernos de turno, comercios internacionales más libres y autonomía económica y sin censura podrían ser algunas de las ventajas que brinde bitcoin a un país que lo tenga como moneda nacional.

ECONOMÍA SIN POLÍTICA


Héctor Cárdenas, CEO de CriptoNoticias, publicó en su cuenta de Twitter que Bitcoin es una herramienta financiera que ayuda en contextos de inestabilidad política, como los que se ven en este momento en Venezuela. En un hilo de tuits, el bitcoiner detalló que la moneda oficial de Venezuela, el bolívar, no es valorada por sus ciudadanos; situación que ha llevado a los venezolanos a recurrir a bitcoin para resguardar su economía.

Cárdenas toma en cuenta el contexto político-social actual de Venezuela, en donde un grupo importante de ciudadanos están exigiendo la constitución de un nuevo modelo de país. “Ahora el país lo hace la gente, es decir que son los ciudadanos quienes definen el proyecto, la empresa y le dan vida”, destaca el CEO, para agregar que la adopción de bitcoin puede ser una forma de definir un nuevo curso político y económico para la nación.

El bitcoiner afirmó que un país que adopta bitcoin es también una nación con una economía separada de la política nacional. Debido a que Bitcoin está constituido por usuarios a nivel mundial, es muy difícil que las medidas políticas de un gobierno de turno puedan afectar significativamente la economía de la nación.


A diferencia de las monedas fíat, que son emitidas por un banco central, los bitcoins se emiten de forma descentralizada por una red de mineros esparcidos por todo el mundo. Lo cuales son libres de dedicar tantos recursos como así lo decidan a esta actividad. Además, cualquier persona que cuente con los equipos y la tecnología necesaria puede dedicarse a la minería de bitcoins, sin necesidad de necesitar la autorización de algún ente de la red. Es decir, el poder recae de forma descentralizada en sus usuarios. Si una nación adopta bitcoin, es muy difícil que sus políticas internas y problemáticas sociales afecten el valor de esta criptomoneda y, por ende, no se desvalorizará por las decisiones de un gobernante de turno.

En este punto también hay que tomar en cuenta que la adopción como moneda nacional haría que la economía de dicho país se encuentre íntimamente ligada con la economía internacional, ya que la valorización del activo dependerá de las políticas monetarias mundiales y de cómo otras naciones, las empresas, el comercio y particulares adoptan esta moneda.

Guilleramo Torrealba, CEO de la casa de cambio Buda, tuiteó su impresión de que un país del mundo adoptase a BTC como moneda nacional. Según él, este escenario podría generar un alza en la criptomoneda que terminase por beneficiar a dicho país y, por consecuencia, multiplicando sus tenencias de dinero.

Basándose en el hecho de que el valor de bitcoin se ve afectado por las políticas internacionales, Torrealba considera que la adopción de esta criptomoneda por un país podría generar confianza en el criptoactivo y desatar un efecto dominó de adopción. En este sentido, mientras más adopten, más se valoriza la criptomoneda y más rico es el país que la posee como moneda nacional, especuló.


Nombre:  91lwtsiUE-L._SX425_.jpg
Visitas: 21
Tamaño: 64.5 KB


MENOS CORRUPCIÓN

Otra de las características de Bitcoin que podría ser beneficiosa para la economía de un país es su naturaleza pública y auditable. Todo movimiento de dinero realizado por el Estado quedaría registrado de manera inmutable en la blockchain de Bitcoin. Por lo que los ciudadanos de la nación podrían verificar si ese dinero efectivamente fue transferido y a qué dirección de Bitcoin se depositó.

El hecho de que las transacciones tengan que ser obligatoriamente públicas, aunado a que ninguna de las operaciones pueda ser borrada de la blockchain, ayudaría a combatir la corrupción en las cúpulas gubernamentales. En caso de malversación de fondos o intento de sustraer dinero del Estado, las pruebas quedarían en la red para ser revisadas por la comunidad internacional.

Este registro inmutable también puede ser muy conveniente si un grupo de personalidades del Estado desea sustraer activos de la nación y fugarse con los mismos, ya que quedarían las pruebas sobre a qué dirección fueron enviados dichos activos. En vista de que Bitcoin es seudoanónimo, autoridades internacionales ya están desarrollando métodos para monitorear estas transacciones y dar con el paradero de criminales.


GLOBALIZACIÓN Y LIBRE COMERCIO

La adopción de bitcoin como moneda nacional también puede motivar a un país a tener mejores políticas de libre comercio. Actualmente, los pagos transfronterizos ya representan un nicho en donde BTC brilla. Esto se debe a que permite a sus usuarios esquivar restricciones gubernamentales ligadas al control cambiario. Además, las comisiones por este tipo de transacciones a través de bancos y otras plataformas de transferencias electrónicas suelen ser mucho más altas que las de Bitcoin; sumado a que dichas operaciones también suelen tomar más tiempo de lo que pudiera tomar enviar algunos satoshis a otra esquina del mundo.