Hollywood estalla en críticas contra la decisión de la Academia de dar algunos Oscars durante la publicidad

Los Oscar al montaje y la fotografía se entregarán durante la publicidad
  • Cineastas como Guillermo del Toro critican la decisión de la Academia de Hollywood
  • El premio al corto de ficción, donde compite 'Madre' de Sorogoyen, también será relegado


Nombre:  1519772014-063645733726.jpg
Visitas: 8
Tamaño: 110.8 KB



La Academía de Hollywood se está acostumbrando a las polémicas. O a las decisiones equivocadas, según dirían sus críticos. La institución ya anunció hace tiempo que, para reducir la duración de la gala de los Oscar, cuya audiencia televisiva registró su peor dato en 2018, algunos premios serían entregados durante los anuncios publicitarios.
Pero su presidente, John Bailey, ha desvelado ahora las categorías excluidas: mejor montaje, fotografía, maquillaje y peluquería y corto de ficción. Acto seguido, el triunfador del año pasado, Guillermo del Toro, lanzó en Twitter:

"Fotografía y montaje están en el corazón de nuestra creación. No son heredadas de la tradición teatral o literaria: representan el cine mismo".

Y Alfonso Cuarón, favorito este año con Roma, escribió: "En la historia del cine, se han visto obras maestras sin sonido, color, guion, actores o música. No ha existido ni un solo filme jamás sin fotografía y montaje".

La decisión de la Academia, por otro lado, dejará fuera de los focos una eventual victoria del español Rodrigo Sorogoyen, que compite con Madre al Oscar al mejor corto de ficción en la ceremonia del próximo 24 de febrero.

"Las maneras de ver los Oscar están cambiando rápidamente en nuestro mundo multimedia y nuestro show también tiene que evolucionar. Los premios de la Academia honoran a los mejores cineastas y películas. Es un espectáculo internacional, lleno de emoción y —esperamos— de discursos emotivos. El presidente termina su misiva con un entusiasta "¡abrochaos el cinturón!", que alude a las emociones de la gala. Tal vez algunos académicos le hagan caso, pero por otra razón: ya están hartos de turbulencias.